relajante

Para una ciudad de su tamaño, Ámsterdam no carece de relajantes tentaciones, desde los centros de belleza y bienestar hasta los simples placeres de caminar en los parques de Ámsterdam, ir en bicicleta junto al anillo de los canales o hacer excursiones a los paisajes circundantes. Aproveche al máximo las experiencias relajantes en oferta.