No se quede en un solo barrio

Helmersbuurt Amsterdam

Con todos los museos, las atracciones y la asombrosa arquitectura, la mayoría de los que visitan la ciudad por primera vez se quedan tan fascinados por el centro que no salen del cinturón de canales. Cuando se haya hartado de las incesantes campanadas de las iglesias, haga como los lugareños y recorra los distintos rincones de Ámsterdam. Estas guías de barrio están repletas de recomendaciones sobre lugares de interés cultural, recorridos a pie, actividades familiares, cafés escondidos o incluso dónde encontrar el mejor bocadillo.

Salir de la rutina

A los amsterdameses les encanta una buena fiesta, y encontrará un montón de locales de música en directo y clubes en los que bailar hasta que olvide sus problemas. La mejor música underground tiene lugar en los locales menos conocidos de la ciudad o en el marco de grandes festivales como el Amsterdam Dance Event. Cuando se trata de otros eventos culturales, encontrará mucho que explorar más allá de la tendencia principal. La ciudad cuenta con una gran cantidad de cines boutique independientes y museos inusuales, mientras que la Guía de Fin de Semana le mantendrá al tanto de los mejores acontecimientos fuera de la red.

Comprar en los mercados locales

Los bulliciosos mercados callejeros de Ámsterdam son un lugar ideal para conocer la forma de comprar de los lugareños y la gran variedad de productos y gastronomía de los Países Bajos. Nuestros favoritos son el Ten Katemarkt en Oud-West y el Dappermarkt en Oost, repletos de vendedores de flores, pescado, quesos, telas, frutas y verduras. También encontrará una serie de camionetas de comida que sirven aperitivos típicos holandeses y deliciosas frituras. Si aún no ha tenido la oportunidad de probar el kibbeling (bocados de bacalao rebozado servidos con mayonesa de hierbas), el loempia (rollito de primavera indonesio) o el broodje haring (bocadillo de arenque crudo), los mercadillos de la ciudad son el lugar ideal para empezar.

Cenar sólo fritos

FEBO vending machine Amsterdam

El vrijmibo (sesión de copas de los viernes por la noche) es un pasatiempo muy apreciado en Ámsterdam, que consiste en ir a un bruin café (bar marrón) con amigos o compañeros de trabajo para disfrutar de cervezas y aperitivos, cuanto más fritos, mejor. Delicias como las bitterballen (albóndigas crujientes servidas con mostaza) o los borrelnootjes (frutos secos fritos -sí, has leído bien-) están pensados para contener el hambre lo suficiente como para mantener la conversación hasta la hora de cerrar. Si todavía tiene hambre, siempre puede pasar por una máquina expendedora de FEBO para comer un nutritivo frikandel (salchicha frita) de camino a casa.

Esta lista de comidas holandesas que hay que probar en Ámsterdam ofrece alguna explicación más sobre el fenómeno de la comida frita.

Intente no distraerse a causa de los perros cuando vaya en bicicleta

Dog on Bicycle Amsterdam

Si se siente lo suficientemente seguro de sí mismo como para enfrentarse a los carriles bici, el alquiler de una bicicleta es una forma magnífica de atravesar la ciudad. Será testigo de cosas excepcionalmente bonitas: perros sintiendo el viento en su pelaje o cinco niños pequeños amontonados en una bakfiets (bicicletas de carga). Intente no distraerse, ya que se trata de sucesos extremadamente normales. Otras cosas que llaman la atención son los amsterdameses que pedalean sin manos, que cantan mientras pedalean o que hacen equilibrios con objetos absurdamente voluminosos -una lámpara de pie, una tabla de surf, un televisor de pantalla plana- sobre el manillar. No te recomendamos que intentes nada de lo anterior (excepto quizá lo de cantar, porque el mundo necesita más de eso).

Pruebe el idioma

Con esas duras "g" y esos inquietantes sonidos vocálicos, el neerlandés tiene la mala fama de ser uno de los idiomas más difíciles de dominar. En realidad, hay muchos aspectos del aprendizaje del holandés que lo hacen sorprendentemente fácil para los angloparlantes. Muchas palabras son muy reconocibles: koffie, bier, museum, appeltaart, hotel, por nombrar algunas. Por no hablar de que los neerlandeses tienden a utilizar leuk (agradable), lekker (sabroso) y gezellig (acogedor) para describir casi todas las situaciones. Sinceramente, si puede manejar esos tres adjetivos, combinados con super (realmente) o niet (no), entonces ya tiene la mitad de la fluidez.

Esforzarse por alcanzar la gezelligheid

Picnic Amsterdam Nieuw West

Esta palabra, gezellig, es una parte fundamental de la identidad nacional holandesa, quizá incluso más que los stroopwafels. Traducida a grandes rasgos, significa "ambiente cálido", "acogedor", "agradable" o "unión", y puede utilizarse para describir un entorno o una persona. Los amsterdameses se sienten muy orgullosos de la gezelligheid y, para vivir la ciudad como un lugareño más, hay que planificar las actividades teniendo en cuenta este concepto. Manténgase relajado y sociable y rodéese de gente que le haga sentirse bien. Puede pasar la tarde observando a la gente desde un auténtico bar de copas o dedicar tiempo a ponerse al día de las novedades con un viejo amigo durante el brunch. Pregúntese siempre: ¿cómo puedo hacer esta situación más agradable y cómoda? Ese picnic en el parque siempre puede mejorarse con cojines suplementarios o aperitivos extra, por ejemplo.

Tómese las vacaciones en serio, como hacen los holandeses

Herengracht Kings Day Amsterdam

Si tiene la suerte de visitar Ámsterdam en un día de fiesta nacional, será necesario que se ponga en ambiente festivo. El 27 de abril, todas las calles, parques, balcones y canales se llenarán de gente vestida de naranja para celebrar el Día del Rey, y será casi imposible evitar la participación. En Nochevieja, muchos lugareños recurrirán a su amigo más cercano con terraza para ver los fuegos artificiales mientras se atiborran de oliebollen (buñuelos) y champán. Y siempre vale la pena recordar que Sinterklaas, el 5 de diciembre, no es simplemente la "Navidad holandesa". La llegada anual de Sinterklaas a la ciudad es un acontecimiento muy esperado, con una serie de costumbres únicas en torno a él, sin olvidar la entrega excesiva de regalos que se toma muy en serio. Infórmese de todos estos eventos y celebraciones importantes antes de su viaje y déjese llevar por el espíritu de la fiesta.

No olvidarse de felicitar a todo el mundo en su fecha de cumpleaños

Los cumpleaños son muy importantes en Holanda. En muchas casas holandesas hay un calendario de los próximos cumpleaños en el lavabo para asegurarse de que ninguno pase sin celebrarse (ni lo intentes, no te saldrás con la tuya). Para los no iniciados, las fiestas de cumpleaños en sí mismas pueden ser asuntos un poco extraños. En lugar de decir "feliz cumpleaños", el saludo tradicional es "gefeliciteerd" (felicitaciones), que debe decirse a todos los asistentes, no sólo al cumpleañero o cumpleañera. La tradición de la tarta de cumpleaños sigue vigente, pero tendrá que comprar la suya si es su día especial. Esta guía de las mejores pastelerías de Ámsterdam le ayudará a conseguirlo.

Llegar a un bar en barco

Amsterdam canal Merijn Roubroeks

Probablemente ya se haya dado cuenta de que Ámsterdam tiene bastantes canales. Pero ¿sabía que en muchos lugares puede llegar a un bar frente al mar, en un barco? Aunque muchos locales tienen el suyo propio o comparten uno entre amigos, hay muchos lugares en la ciudad donde puede alquilar un barco usted mismo. En algunos bares ni siquiera tendrá que desembarcar para pedir la comida y las bebidas.