Su primera restauración de éxito fue la del molino de aceite De Zoeker. En la actualidad, la sociedad ha restaurado un total de 12 molinos en el área del Zaan, la mayoría de ellos están abiertos al público. Esta sociedad también gestiona un pequeño y encantador museo (el Molenmuseum o Museo del molino) que cuenta la historia del surgimiento y ocaso de los molinos del Zaan así como su contribución a la historia industrial holandesa. Este museo está situado en las cercanías del Zaanse Schans.