antigüedades y coleccionables

Ámsterdam ofrece un gran número de lugares para los caza-tesoros. Desde la construcción del Rijksmuseum, en 1900, el Spiegelkwartier se convirtió en el centro de antigüedades y arte de Ámsterdam. Con más de 70 tiendas de antigüedades y galerías, este área muestra impresionantes colecciones de pinturas, cerámicas, vidrio, joyería, muebles y piezas de coleccionista tribales y asiáticas. Además, encontrará varias tiendas de antigüedades a lo largo del anillo de los canales.