Como un amsterdamés más

Nada mejor que la bicicleta para moverse ágilmente por los callejones serpenteantes y los espacios históricos de Ámsterdam. La ciudad está llena de ciclistas: niños que van al colegio, personas que van al trabajo, carteros, mensajeros y policías en bici, y por supuesto, turistas. La ciudad está perfectamente equipada para la bicicleta y cuenta con más de 400 kilómetros de carril bici perfectamente señalizado. Esto hace que utilizar la bicicleta sea relativamente seguro, por supuesto siempre que respete unas mínimas reglas.

Consejos de seguridad para bicicletas

Algunas cosas que debe tener en cuenta cuando alquile una bici:

  • El carril para bicicletas está en el lado derecho de la calle, marcado con una línea contínua blanca y con el símbolo de una bicicleta
  • Respete los semáforos y las señales de tráfico
  • No circule en bicicleta por las aceras, calles muy concurridas o autopistas.
  • Si va a girar hacia la izquierda o hacia la derecha, señalícelo extendiendo el brazo.
  • Tenga cuidado de no meter la rueda por los raíles del tranvía: cruce siempre de la manera más perpendicular posible
  • No olvide candar su bici, preferentemente a algo seguro y fijo como un aparcabicis.

Alquiler de bicicletas

Alquilar una bicicleta es cómodo y rápido. Bastan unos minutos para salir pedaleando a descubrir la ciudad. Además, en las tiendas de alquiler de bicicletas le darán trucos y consejos, como rutas interesantes –y poco convencionales- para recorrer la ciudad. MacBike le ofrece además un folleto explicativo en varios idiomas sobre cómo circular en bicicleta de manera segura por Ámsterdam.