Amstelpark es un lugar mágico para niños y mayores. El parque muestra una gran variedad de plantas y de creativos diseños de jardinería, ya que originariamente se construyó para la Floriade 1972. Esta “feria de la jardinería” tiene lugar cada 10 años, y aquí jardineros profesionales de todo el mundo crean espectaculares composiciones para la ocasión. Al finalizar la Floriade, el Amstelpark se convirtió en un parque público, pero preservando sus composiciones y diseños originales.

Amstelpark también tiene una granja escuela para niños, aunque no es raro ver pollos y conejos correteando por todo el parque. También cuenta con un amplio parque infantil y con un trenecito que recorre el parque entre los meses de abril y octubre.