Jardín y casa de los carruajes
En la parte posterior de la casa puede admirarse un precioso jardín diseñado al estilo del siglo XVII. Desde el jardín se ve la bella fachada de la casa de los carruajes, adquirida recientemente por el museo, y completamente restaurada.

La familia Van Loon era muy aficionada a los caballos y a los carruajes. Al honorable Willem Hendrik van Loon le apasionaba conducir él mismo sus carruajes, y llegando a participar en numerosas competiciones celebradas en Museumplein. Los carruajes originales de la familia Van Loon, junto con los arneses y libreas originales, pueden verse hoy en la casa de los carruajes.