El Gouda: el queso más querido de Holanda

Holanda produce muchos y tentadores quesos, aunque los más típicos y conocidos son los quesos duros o semiduros. Seguro que conoce el queso Gouda – el queso holandés más famoso -; sin embargo, probarlo en su país de origen le revelará lo complejo que puede llegar a ser este queso. El queso Gouda (al igual que otros muchos quesos holandeses) se clasifica en función de su período de curación: jong (1 mes), belegen (4 meses), oud (10 meses), y overjarig (1 año o más). Los quesos Gouda jóvenes son en sus comienzos suaves y cremosos, pero a medida que «envejecen» van desarrollando una textura más seca y un sabor mucho más intenso.

Quesos holandeses menos conocidos

Más allá del amplio espectro de quesos Gouda, Holanda produce una gran variedad de quesos que no se ven tan a menudo más allá de sus fronteras. El Geitenkaas (queso de cabra) es un queso semiduro de un color blanco brillante, ideal para gratinar, cortar en rodajas y utilizar en bocadillos. El agujereado Maasdammer posee un sabor a frutos secos que se asemeja al del Emmentaller (queso suizo). El deliciosamente cremoso Boerenkaas (queso de campesino) se elabora con leche fresca no pasteurizada. Y comparado con otros quesos azules, el Bleu de Graven o Azul de Delft tiene un sabor rico y suave. También son habituales los quesos elaborados con hierbas y especias como clavo, semillas de mostaza, ortiga, y muy especialmente comino.

Comprar queso

Para introducirse en el mundo de los quesos holandeses más populares, visite el Museo del queso o cualquiera de las tiendas Henri Willig Cheese and More. Para profundizar aún más visite Reypenaer Tasting Room, donde le ofrecerán una cata de su premiado queso conducida por profesionales. En las Negen Straatjes (9 calles), las estanterías de Kaaskamer rebosan de quesos holandeses y de otras partes del mundo. Si comprar un queso completo le parece demasiado, puede pedir una baguette con lonchas del queso que usted elija. Con cuatro tiendas en Ámsterdam, Tromp (página web en holandés) es una excelente tienda de quesos con un personal de grandes conocimientos que responderá a todas sus preguntas sobre quesos y le ofrecerá una pequeña muestra antes de comprar. Abraham Kef (página web en holandés) le ofrece una gran selección de quesos holandeses elaborados con leche cruda, aunque es más conocido por su selección de quesos franceses. Y finalmente, casi todos los mercados al aire libre tienen al menos un puesto de quesos con productos nacionales e internacionales.

Tapeo y cenas

El queso combina perfectamente con cualquier bebida, y casi todos los bares de la ciudad tienen alguna tapa de quesos en su menú. Los puristas pueden pedir kaasblokjes – cubitos de queso servidos con salsa de mostaza. Los kaassoufflés y kaasstengels son dos deliciosos tipos de frituras que consisten en queso fundido con un rebozado crujiente. Acompañados de un vaso de cerveza resultan realmente adictivos. Y una delicia un poquito más sofisticada es la geitenkaaskroket (croqueta rellena de queso de cabra).

Si prefiere disfrutar del queso durante la cena, puede pedir una kaasplank (taba de quesos). Los restaurantes de cocina holandesa de la ciudad son un buen lugar para empezar, ¡no olvide mirar la carta de postres! El plato de queso se sirve al final de la comida. Y aunque no es típicamente holandesa, la fondue de queso aparece con frecuencia en los menús de toda la ciudad durante el otoño. El Café Bern (página web en holandés) , en la Nieuwmarkt, o el Fondue & Fondue (página web en holandés) en el Overtoom, están especializados en esta deliciosa receta para compartir de queso fundido.

Mercados de queso fuera de Ámsterdam

Si busca aventuras relacionadas con el queso fuera de Ámsterdam, en Holanda quedan cinco mercados de queso tradicionales en Alkmaar, Edam, Hoorn, Gouda y Woerden. Los mercados de Gouda y Woerden siguen siendo puntos de intercambio comercial entre comerciantes de queso locales y mayoristas. Los otros mercados ofrecen una impresionante demostración de trajes tradicionales, así como puestos de queso y souvenires. Si quiere visitar un mercado de queso, tenga en cuenta que éstos sólo abren desde finales de la primavera hasta principios de otoño.