Bitterballen

Imagine que se va a tomar unas cervezas. Ha olvidado cenar. Esas cervezas belgas con 8% de alcohol le están pasando factura… ¿qué hace? la respuesta se llama bitterballen. Deliciosas y crujientes bolitas de carne servidas con mostaza para untar – son el mejor snack en los pubs holandeses, y pueden encontrarse en el menú de la mayoría de los locales de bebidas de Ámsterdam.

bitterballen Franklin Heijnen cc 

Stroopwafel

Si le apetece un dulce holandés, elija el stroopwafel. Dos delgados gofres unidos por una capa de caramelo dulce; esta exquisita delicia sabe mejor cuando se compra caliente y pegajosa en un mercado callejero o en una panadería.
stroopwafel Steven Vance cc

Patatas fritas holandesas

Sí, pero no son un tipo de patatas cualquiera. Fíese de nosotros: verá estas gruesas patatas fritas llamadas patat o frites en los menús, y tradicionalmente vienen servidas en un cucurucho de papel caliente y cubiertas de todo tipo de deliciosas salsas. Pida unas “patatje oorlog” para degustar una mezcla de saté de cacahuete, mayonesa y cebollas, o unas “patat speciaal” para una mezcla de kétchup con curri, mayonesa y cebollas.

 

Arenque crudo

El arenque crudo puede sonar algo terrible para el no iniciado, pero es algo que todo visitante de Ámsterdam debería probar. Verá puestos (carros) de arenque que sirven esta especialidad holandesa por toda la ciudad – pida un “broodje haring” para que le sirvan el pescado en un pequeño bocadillo con pepinillos y cebolla. El mejor momento para disfrutar del arenque crudo es entre mayo y junio, cuando se dice que el arenque está más dulce.

 

Croquetas de una máquina expendedora

Aunque no se trata exactamente de cocina con estándares Michelin, estos cafés incrustados en un hueco forman parte de la lista de cosas que no puede dejar de probar, aunque sólo sea por su carácter innovador. Diríjase a cualquier FEBO y verá filas de snacks calientes, incluyendo hamburguesas, kroketten y frikandellen expuestas tras los cristales. Introduzca unas monedas en la ranura, y ¡voila! la cena está servida.

 

Quesos

El queso es un negocio enorme en Holanda, así que no se vaya sin visitar alguna de las muchas tiendas y mercados de “kaas” de Ámsterdam o sin probar el Gouda, el Geitenkaas o el Maasdammer. Para recibir una introducción a los quesos holandeses más populares, pásese por el Museo del Queso o por cualquiera de las tiendas Henri Willig Cheese and More. A continuación, visite la sala de catas Reypenaer para disfrutar de una cata de sus galardonados quesos conducida por profesionales. En las Negen Straatjes (9 calles), las estanterías del Kaaskamer están repletas de quesos holandeses y del extranjero.

 

¡Diga “poffertjes”!

Repita con nosotros: “pó-fer-ches”. Estas nubecillas de pura delicia se sirven en restaurantes y casas de tortitas en toda Ámsterdam, pero nada puede igualar una bolsa de poffertjes calientes y mantecosos comprados en un mercado callejero. Espolvoréelos con azúcar glasé y déjese llevar por el placer.



Stamppot

En las tardes frías del invierno, el stamppot es la comida casera holandesa por excelencia, siendo muy similar al Bubble & Squeak británico. Traducido literalmente como “cacerola de puré”, este plato tradicional se elabora con patatas trituradas junto con otras verduras. El stamppot tradicional incluye varias combinaciones de chucrut, zanahoria, cebolla o espinacas, y se acompaña generalmente con una generosa y jugosa salchicha.

stamppot Tavallai cc

Rijstafel Indonesio

La fuerte influencia indonesia en la escena culinaria de Ámsterdam puede sentirse (y olerse, mmm) por toda la ciudad, y ninguna ruta gastronómica por Holanda está verdaderamente completa sin una visita a un restaurante indonesio. Pida un rijsttafel (mesa de arroz) para vivir la experiencia indo-holandesa total; un popurrí de pequeños platos de todas las Islas de las Especias creados en los tiempos de la colonización holandesa para permitir a los colonos probar una muestra de los platos de toda Indonesia.


Tompouce

Según cuentan, este pastel rectangular relleno de crema toma su nombre del enano actor que actuó en los escenarios con el nombre de Tom Pouce. Este dulce se caracteriza por estar cubierto de una capa de suave glaseado rosa. El Tompouce está sujeto a estrictas regulaciones para garantizar su consistencia en tamaño, forma y color – aunque en los últimos años el glaseado cobra un tono naranja intenso en las fechas cercanas al Día del Rey en Ámsterdam.


¿Preparado/a para probar la auténtica cocina holandesa?

Vea los 10 mejores restaurantes de comida holandesa de Ámsterdam