Los bordes de los pilares de esta torre pueden verse todavía en el pavimento del puente. Además, aquí se encuentra una estatua dedicada al escritor holandés Multatuli, así como las grandes y soleadas terrazas de los cafés Villa Zeezicht y Café van Zuylen.