Edificios históricos
Aunque el Begijnhof data del siglo XIV, la mayoría de las fachadas góticas originales se fueron reemplazando en los siglos XVII y XVIII. La casa de madera (Houten Huys), en Begijnhof 34, es la casa más antigua de Ámsterdam. La capilla del Begijnhof tiene además una serie de paneles que narran la historia del Milagro de Ámsterdam.

Emplazamiento tranquilo
El Begijnhof es un oasis en pleno centro de la bulliciosa Ámsterdam. En su patio se erige la iglesia reformada inglesa (Engelsekerk), bordeada por las animadas avenidas de Kalverstraat y Spui. La última Beguina murió en 1971, y una de las hermanas fue enterrada en una “tumba junto al arroyo”, que todavía hoy amanece adornada con flores de vez en cuando.