El edificio de aparcamiento de bicicletas tiene 100 metros de longitud y se construyó de manera provisional para almacenar las bicicletas de los viajeros durante los trabajos de renovación de la estación central. Los tres pisos ligeramente inclinados de este aparcamiento se construyeron sobre el agua para aprovechar al máximo el espacio. Estaba previsto que el edificio fuera desmantelado en 2004; sin embargo se conserva hasta el día de hoy.