Altibajos en Ámsterdam

Si algo caracteriza a Holanda, esto es sus paisajes planos. Así que lo de practicar esquí en Ámsterdam puede sonar un poco raro. Y más aún, hacerlo en verano. Snowplanet es un parque de deportes de invierno que abre todo el año. Aquí puedes alquilar la equipación, e incluso tomar clases, así que ¿a qué esperas para deslizarte pendiente abajo? ¡Y los que prefieran la escalada, pueden pasarse por el rocódromo situado cerca de la Estación Central!

A todo gas en Amsterdam

¿Loco/a por los coches? Race Planet tiene una pista de karts para mayores de 8 años. Los niños y niñas grandes pueden experimentar lo que se siente conduciendo un Lamborghini, un Aston Martin, un Porsche o un coche de Fórmula 1, mientras recorren el famoso circuito de Zandvoort – también dentro de Race Planet. ¿O por qué no probar la experiencia única de conducir un Carver One: un vehículo aerodinámico de tres ruedas, que parece un coche pero que se maneja como si fuera un avión o como una moto, ¡especialmente en las curvas!

Acción impulsada por el viento en Ámsterdam

Si te gusta tener el viento en los cabellos, prueba a practicar kite-surfing, flyboarding o las carreras de kite-buggys. IJmuiden aan Zee – a tan sólo 35 minutos de viaje desde Ámsterdam – está llena de escuelas y lugares en los que podrás alquilar toda la equipación. Y de larguísimas playas blancas y tranquilas en las que rodar sin límites.A los windsurferos les recomendamos el Surfcenter IJburg, a tan sólo 15 minutos de la Estación Central de Ámsterdam, tomando el tranvía 26. Aquí te alquilan todo el equipo, y si lo necesitas también te dan instrucción.

Rodando por Ámsterdam

¿Te apasiona patinar? La Friday Night Skate, es una ruta en patines que parte todos los viernes del año (siempre que las calles estén secas) desde Vondelpark, y en la que los patinadores un recorren más de 20 kilómetros por Ámsterdam. Todo el mundo puede participar y es gratis, lo único que te piden es que seas un patinador experimentado.

Si buscas adrenalina, en Ámsterdam encontrarás aventuras de sobra.