Una ciudad plena

Pero quienes vienen en coche tienen que tener en cuenta una serie de cosas. Las calles y los canales del casco antiguo del siglo XVII no tienen cabida para los coches de los turistas, los habitantes y los visitantes. Y también en los barrios colindantes suele haber mucho tráfico.

Habitabilidad y acceso a la ciudad

Para que Ámsterdam siga siendo habitable y accesible, dentro del círculo de la autopista de circunvalación A10 hay que pagar por aparcar. Los aparcamientos en el centro son los más caros, porque allí el espacio es escaso.

Aparcar en las afueras de Ámsterdam

Por eso es mejor aparcar el coche en los parkings fuera de la ciudad. El transporte público le lleva con seguridad y rapidez a su destino. Y durante su estancia en la ciudad, puede desplazarse tranquilamente en bicicleta, tranvía, autobús o metro a cualquier sitio que desee.

En coche a la ciudad

Quien pese a ello quiere ir en coche a la ciudad, lo mejor es seguir la autopista de circunvalación A10 el mayor tramo posible, porque se indican las rutas hasta el centro para los automovilistas: las rutas s.