Ya se trate de medio día para explorar, o si quiere pasar una noche fuera, en la siguiente lista encontrará las mejores experiencias que puede disfrutar en el área de Ámsterdam.

Descubra los molinos de la Vieja Holanda

Un viaje a Holanda no está completo sin una visita a un molino de viento. En el Zaanse Schans, una de las atracciones turísticas más visitadas de la zona, los visitantes pueden maravillarse ante sus nada menos que ocho molinos restaurados. Su pueblo histórico (aunque artificial) permite ver casas, antiguas fábricas y los propios molinos. Una maravillosa oportunidad de conocer el patrimonio industrial de los Países Bajos, cuando el área del río Zaan era un centro de producción de aceite de linaza, la pintura, el papel y mostaza.

Consejo: Realice un pintoresco recorrido por el pueblo en el barco «Zaan Boat», que puede tomarse desde la parte posterior de la estación central (muelle 14).

Zaanse Schans windmills Cris Toala Olivares

A la caza de arte paisajístico gigante en la Tierra Nueva

Hace no tanto tiempo, Flevoland, la provincia más reciente de los Países Bajos, era tan solo una gran área de aguas. Ahora que ha sido reclamada al mar, ofrece grandes extensiones de naturaleza y ciudades enteras completamente nuevas. La planificación espacial ha permitido crear increíbles arquitecturas futuristas en las ciudades, y arte moderno escondido en los pueblos. Una serie de seis enormes esculturas de artistas como Anthony Gormley, Daniel Libeskind y Richard Serra se crearon en respuesta a, y en simbiosis con, los paisajes que las contienen. Puede descubrir estas esculturas realizando un recorrido diario en un solo día.

Consejo: Después de un día de excursión, disfrute de la noche en el Big Lake y pruebe junto a las aguas pescados frescos y cocina local.

Lelystad landscape art

Haga como los holandeses: ¡tome las aguas!

La mayoría de los habitantes locales coinciden en que la mejor manera de ver el área de Ámsterdam es desde el agua, para explorar sus ríos, canales y lagos de recreo. Los Westeinderplassen, en el territorio del Aalsmeer, es una red de vías acuáticas, puertos deportivos y lagos conectados entre sí, situada a 30 minutos por carretera al sureste de la ciudad de Ámsterdam. ¡Perfectos para una aventura en barco! Aunque los lagos orientales (Westeinderplassen) tienen sobre todo islas privadas, los visitantes son bienvenidos de amarrar en la Starteiland (Isla de Inicio), un lugar fantástico para comenzar el recorrido en barco, y un destino muy popular para hacer picnics y barbacoas.

Consejo: ¿Le gusta la adrenalina? Las aguas abiertas de los Loosdrechtse Plassen son ideales para practicar esquí acuático o navegar en lanchas.

Geert Snoeijer

Para los amantes de la historia marítima del Siglo de Oro

El Bataviawerf, un astillero situado en las cercanías de Lelystad, transporta a los visitantes a la era dorada de la historia marítima holandesa, cuando la Compañía de las Indias Orientales (VOC) comerciaba con especias exóticas con grandes barcos. El infame navío Batavia ha sido restaurado a su gloria del siglo XVII, y los visitantes pueden recorrer sus cubiertas. El Bataviawerf está dedicado a preservar el antiguo oficio de la construcción de barcos, y permite echar un vistazo a las forjas de los herreros y a las serrerías. ¡El barco reconstruido más grande del mundo, el De 7 Provinciën, también puede verse aquí!

Consejo: ¿Aficionado/a los barcos? SAIL, el evento náutico gratuito más grande del mundo se organiza en Ámsterdam cada cinco años para celebrar los altos barcos veleros.

Schip Batavia Lelystad

Surf, arenas y mar en las playas de Ámsterdam

Justo al norte de Ámsterdam, en el punto en el que el río Ij desemboca en el mar, se halla la franja de playa más ancha de los Países Bajos. Aquí se captura el choque de los vientos procedentes del Mar del Norte, haciéndole el lugar perfecto para practicar deportes acuáticos windsurf y – para los más audaces – parapente. A lo largo de la playa de Ijmuiden aan Zee hay áreas dedicadas a los deportes acuáticos y para tomar el sol. Así que si le gusta volar cometas o tomar algo en alguno de los múltiples chiringuitos de playa, ¡aquí encontrará lugares más tranquilos para ello!

Consejo: El chiringuito Timboektoe en Wijk aan Zee es una gema escondida, con acogedoras chimeneas en el invierno, una soleada terraza en el verano y eventos para toda la familia.

Zandvoort kitesurfer Amsterdam beach

Castillos encantados salidas de un cuento

Es difícil imaginar que a poca distancia del centro de Ámsterdam existen numerosos castillos, fortalezas y grandiosas mansiones junto a las aguas. ¡Pero existen! Uno de ellos, el ejemplo perfecto de fortaleza salida de un cuento de hadas, es el castillo medieval de Muiderslot. Esta construcción tiene torres, un puente levadizo y un foso. Convertido hoy en un museo nacional, el interior de Muiderslot y sus encantadores jardines se han restaurado hasta recuperar la gloria de su pasado. Hay recorridos guiados que le enseñarán cosas acerca del legado del castillo desde su construcción como puesto defensivo en la desembocadura del río Vecht en 1280. Igualmente mágico y medieval es el castillo de De Haar, en las cercanías de Utrecht.

Consejo: ¿Los castillos caprichosos no son lo suyo? Alquile un barco para visitar una fortaleza escondida digna de James Bond: Fort Pampus.

De Haar Castle Ryan Beck flickr cc via 2.0

Flores hasta donde alcanza la vista

Los tulipanes (junto con el queso y los zuecos) son un símbolo de la cultura holandesa, y cada primavera el área de Ámsterdam estalla de colores con sus campos y desfiles de flores. El lugar más famoso para ver flores son los jardines del Keukenhof en Lisse. ¡Aquí florecen entre marzo y mayo siete millones de narcisos, jacintos y tulipanes! conocido como «el jardín de Europa», es una de las atracciones turísticas más visitadas. Dedique también algún tiempo a explorar las hermosas vistas y deliciosos aromas de los campos de flores en los alrededores. Alquilando una bicicleta, coche o barco podrá navegar entre las flores.

Consejo: ¿Le gustaría ver campos de flores secretos? Pruebe las siguientes áreas de Lisse: Zwartelaan, Essenlaan y Loosterweg-Zuid.

Flower fields Lisse Cris Toala Olivares

Aventuras en bicicleta por las tierras del agua

Montar en bicicleta es maravilloso en Holanda, especialmente en las rutas más verdes que recorren las áreas rurales. Alquile una bicicleta junto a la estación central de Ámsterdam, móntese en el ferri gratuito que va a Ámsterdam Norte, y siga el canal de Holanda del Norte hasta adentrarse en la Waterland: una vasta área de tierras de labranza, pueblecitos, reservas naturales y vías acuáticas.

Rutas más cortas a Durgerdam y vuelta duran un par de horas. Para un día completo de ciclismo, aventúrese siguiendo el dique hasta llegar al encantador Monnickendam, subiendo a Marken, con sus casitas de madera de color verde y sus cafeterías. Un ferri conecta Marken con otro pueblecito pesquero: Volendam. Perfecto para probar el kibbeling o arenque, las especialidades locales.

Consejo: Si tiene poco tiempo, puede conducir en autobús o en coche directamente a Volendam. ¡Edam está muy cerca también!

Amsterdam Beemster polder windmill

Dunas de arena y bares playeros (Zandvoort)

Zandvoort es una amplia área costera recorrida no solo por una gran variedad de bares playeros, sino también de dunas. Las dunas son una extensa red de reservas naturales de arena, ¡fantásticas para explorar! De un paseo por el parque nacional de Zuid-Kennemerland, o entre las dunas de las Amsterdamse Waterleidingduinen. A lo largo de la playa hay más de 30 bares, chiringuitos y restaurantes playeros, y aquellos/as que busquen aventura pueden probar varios deportes acuáticos, como el kite y el wind surfing.

Consejo: Bloemendaal es otro puerto de playa. Si quiere probar una experiencia de bares verdaderamente bohemia, pruebe el Woodstock 69.

Zandvoort dunes deer

¡Haarlem lo tiene todo!

Una versión más tranquila y pintoresca de Ámsterdam: ¡la cercana ciudad de Haarlem lo tiene todo! Aquí hay molinos de viento, impresionantes iglesias y catedrales, cruceros por los canales, patios medievales escondidos (o «hofjes») y la cervecería artesana Jopen. Visítela un sábado, con el mercado semanal alrededor de la Grote Kerk, que está rodeado por acogedores cafés y restaurantes.

Consejo: ¡La playa de Bloemendaal está a poca distancia en bicicleta!

Haarlem terras Spaarne Hans Guldemond