Una impresionante obra de ingeniería

En el pasado, construir y vivir estos territorios fue posible gracias a los diques, que mantenían el nivel del agua artificialmente bajo. Él agua se evacuaba gracias a la fuerza de cientos de molinos, hoy sustituidos por potentes bombas de agua. Sus acequias, canales, pastos y vallados de madera, estos paisajes han sido excavado y reconfigurados durante siglos siguiendo un estricto patron geométrico. Poco ha cambiado aquí desde el Siglo de oro, razón suficiente para que la UNESCO incluyese este área en la lista de lugares Patrimonio de la Humanidad.