! Con sus mercados, productos lácteos y degustaciones, la Vieja Holanda es un lugar de visita obligada para los amantes del queso. Aquí le contamos por qué:

1) La Vieja Holanda se toma el queso muy en serio

El queso se elabora (¡y consume!) en toda Holanda, pero en la Vieja Holanda las tradiciones se siguen a rajatabla. Quesos a la antigua usanza, salas de cata, extrañas costumbres relacionadas con el queso… encontrará todo esto y mucho más. Como su nombre indica, el queso Edamer procede del pueblo de Edam, en pleno corazón de la Vieja Holanda. Y además, esta región es ideal para hacer parada y comprar quesos porque…

2) La Vieja Holanda tiene mercados enteros dedicados al queso

Holanda todavía cuenta con cinco mercados tradicionales del queso en Alkmaar, Edam, Hoorn, Gouda y Woerden. Los mercados de Gouda y Woerden son lugares de puro comercio, pero en el resto podrá ver impresionantes demostraciones realizadas por personas vestidas con trajes tradicionales - ¡con trajes blancos y sombreros de paja! – que transportan enormes ruedas de queso en carretillas de madera hacia la ceremonia del pesaje del queso. Si, una ceremonia de verdad, porque…

 

3) Existen extraños rituales centenarios para comprar queso

Todavía hoy, los trabajadores de estos mercados de queso se organizan en gremios. Uno de los rituales tradicionales que podrá presenciar en los mercados de queso es la prueba de los quesos en oferta, seguida de la negociación del precio, durante la cual compradores y vendedores chocan las manos mientras gritan las cantidades propuestas hasta que se alcanza un acuerdo. Pero no se preocupe: el visitante normal no tiene tanta presión. Y, lo mejor de todo…

4) Puede probar todo lo que quiera

En la Vieja Holanda hay montones de salas de catas en las que podrá degustar una gran variedad de quesos y asegurarse de que compra lo mejor de lo mejor. Las tiendas de queso normalmente dejan probar a los clientes los productos que ofrecen. Algo muy práctico, ya que…

©De Simonehoeve

5) Hay UN MONTÓN donde elegir

Como cualquier amante del queso sabe, el queso no sólo viene en multitud de tipos, marcas y variedades regionales: además, la edad del queso determina su sabor. El queso joven es más suave, mientras que los quesos más maduros tienen generalmente un sabor más intenso y un cierto sabor a frutos secos. En Holanda, el queso (por ejemplo, el Gouda) se categoriza por el tiempo de curación: jong (1 mes), belegen (4 meses), oud (10 meses) y overjarig (1 año o más). ¿Le gustaría saber más acerca del proceso de elaboración del queso? No hay problema, porque…

6) Les encanta mostrar cómo se elabora

Además de mercados, salas de cata y tiendas especializadas, en la Vieja Holanda hay un montón de factorías de quesos que puede visitar para conocer cómo se elabora este producto. Algunas de ellas, como la granja de quesos De Simonehoeve, mantienen vivas todo tipo de artesanías tradicionales, ¡así que también puede ver cómo se hacen los zuecos! No encontrará nada más típico holandés.

 Image credit: Cris Toala Olivares

© Cris Toala Olivares