Es lo que se llama una Ciudad de Nueva Construcción – una ciudad creada desde la nada. Almere es un festival para los amantes de la arquitectura contemporánea. Allá donde mire, siempre hay agua, y las vistas son realmente espectaculares. Todo ello, combinado con una buena oferta cultural y comercial, y con sus soleadas terrazas, hace de Almere la ciudad ideal para sus vacaciones.