IJmuiden aan zee tiene todo lo necesario para pasar un día de entretenimiento ininterrumpido: una playa fantástica y un paseo marítimo lleno de ambiente, con restaurantes y terrazas con vistas al mar. Cuando los niños se cansen de jugar con la arena y buscar conchas, puede llevarles a que liberen su energía en el parque de camas elásticas. Las aguas poco profundas del Kennemermeer son ideales para que los niños más pequeños pueden chapoteen. Y los visitantes más osados (¡adultos, por supuesto!) pueden aventurarse a escalar su rocódromo de 22 metros de altura, bajo supervisión profesional. Será un día de lo más emocionante.  IJmuiden es el único acceso al már de Ámsterdam para los grandes barcos y cruceros. Maravíllese con estos enormes barcos, descubra cómo funcionan los nudos marineros, y no olvide probar el arenque fresco.