Bloemendaal es una auténtica joya entre las costas holandesas. Lugar de culto entre los fanáticos del sol más a la moda, sus locales y restaurantes playeros están decorados con un estilo muy actual. Aquí la gente viene a relajarse, a tomar un cóctel, y a echar unos bailes durante la noche. ¿Busca algo más de paz y tranquilidad? Siga caminando hacia el norte, aquí encontrará un pabellón con zona de baño para nudistas.

¿A qué espera? Tan sólo una hora separa el centro de Ámsterdam de las mejores playas de Holanda.