No se olvide de la cesta de la merienda con bocadillos y una botellita de vino, así podrá retomar fuerzas mientras explora las pequeñas calas y playas de estos entornos. Otra buena idea es pasear a pie o en bici por las orillas de estos lagos.