Historia del Día del Rey (y del Día de la Reina)

Ámsterdam celebrará el Día del Rey (Koningsdag) por primera vez en 2013, tras la coronación del rey Willem-Alexander el 30 de abril de 2013 (que entonces todavía era el Día de la Reina).

Las celebraciones reales se festejaron por primera vez el 31 de agosto de 1885 en honor del nacimiento de la reina Wilhemina, surgiendo así la tradición del Día de la Reina (Konninginnedag). Cuando la hija de Wilhemina (Juliana) le sucedió en el trono en el año 1949, este día se pasó al 30 de abril, coincidiendo con el cumpleaños de la nueva reina.  

Día del Rey: 27 de abril de 2016

Al subir al trono, la ahora princesa Beatrix decidió conservar el día en honor a su madre, pero a partir de 2013, el Día del Rey se celebrará oficialmente el 27 de abril (fecha de nacimiento del rey). 

¡Aunque el nombre haya cambiado ligeramente, el espíritu festivo del día sin duda se mantendrá! Se verá bañado/a por un mar naranja, ya que todo el mundo - y sus mascotas - se viste de oranje (naranja) de la cabeza a los pies como símbolo del honor hacia la familia real holandesa, la casa de los Orange-Nassau.

Mercadillos callejeros por toda la ciudad

Ámsterdam es una ciudad construida a base del comercio, y a los amsterdameses les encanta cazar gangas y regatear. El vrijmarkt (literalmente ‘mercado libre’) da a todo el mundo la oportunidad de vender sus cosas usadas en las calles y parques de Ámsterdam, creando uno de los mercadillos más grandes del mundo. Y no sólo encontrará mercancías de producta mano: ¡también habrá numerosos puestos de comida para darle energía durante su loca caza de gangas! Lea más acerca de los mercadillos callejeros por toda la ciudad

Diversión en familia

Además de probar suerte como tenderos durante el Día del Rey, hay un montón de actividades para los niños y no tan niños por toda la ciudad. Pintura de cara, juegos y eventos deportivos: consulte la página Diversión en familia del Día del Rey para más información.

Fiestas de la Noche y el Día del Rey

Aunque es fiesta nacional, el Día del Rey en Holanda no es un día de descanso. Holandeses, extranjeros y turistas por igual acuden masivamente a Ámsterdam para pasar un día de celebración. Los planes para el 2016 todavía no se han fijado, pero la diversión comienza tradicionalmente en la víspera del gran día (la Noche del Rey), con un ambiente carnavalesco que se mantiene en el Día del Rey por toda la ciudad. Los DJs actúan en las plazas públicas, barcos ricamente decorados navegan por los canales, y la música en vivo inunda las calles desde los patios de cafetería. Lea más acerca de los eventos del Día del Rey.

El Día del Rey en los canales

¡Nunca un atasco había sido tan divertido! Durante el Día del Rey, miles de barcos profusamente decorados abarrotan  los estrechos canales de Ámsterdam. La segunda mejor cosa de estar en uno de estos barcos es observar - y bailar - desde cualquiera de los muchos puentes de Ámsterdam. Consulte las normativas relativas a barcos en la página web del Día del Rey.

Los museos en el Día del Rey

Mientras que la mayoría de los museos y atracciones más importantes de Ámsterdam cierran en el Día del Rey, algunos puntos turísticos destacados abren tradicionalmente durante este día. Consulte más adelante en el tiempo el listado de estos lugares en la página web del Día del Rey .