Un estilo muy personal

Situada en pleno barrio del Jordaan de Ámsterdam, la Haarlemmerstraat – y su continuación, Haarlemmerdijk- es un auténtico tesoro escondido. Aquí encontrará boutiques independientes, tiendas de especialidades, diminutos salones de belleza, restaurantes con mucho estilo a precios muy asequibles, y el cine más antiguo de Ámsterdam. Esta calle es un auténtico imán para cualquier viajero infatigable. Aquí seguro que encuentra ese detalle único y original que será su mejor recuerdo de Ámsterdam. Y además, también puede sentarse en cualquiera de sus encantadoras terrazas, y disfrutar del día.

Mucho donde elegir

Con más de 235 tiendas de moda y accesorios, juguetes, regalos, joyería, libros, electrónica y especialidades, en Haarlemmerstraat lo más difícil es decidir en qué va a gastarse uno el dinero. Más aún los miércoles, cuando se instala un mercado de productos biológicos en la Haarlemmerplein. Siguiendo en la línea biológica, Nukuhiva es una boutique de prendas de Comercio Justo que demuestra que es posible ir a la moda respetando al planeta y a sus gentes. Los jueves por la noche todas los comercios abren hasta las 21:00h, así que puede aprovechar y terminar su tarde de compras con una deliciosa cena en cualquiera de sus animados restaurantes.

Entre vinos

Las calles Haarlemmerstraat y Haarlemmerdijk están repletas de pequeños y acogedores restaurantes con una gran oferta culinaria. Hollandaluz es un restaurante español que le transporta a la luminosa Andalucía. Aquí no sólo podrá degustar auténtico jamón de pata negra y otras tapas y vinos españoles en medio de una decoración simplemente encantadora: Hollandaluz también vende objetos de cerámica artesanos. Otros restaurantes imprescindibles son Thai & Co, o el original Stout! (en holandés “travieso”), un pequeño y pícaro restaurante que hace honor a su nombre cambiando su menú cada 6 semanas.

Si cree que lo ha visto todo... ¡es que no ha estado en la Haarlemmerstraat de Ámsterdam!